El Jardín de Academos

Cuaderno de Crítica y Poesía

“ELEGIDO POR LAS AGUAS”: poemas de Leonardo Sarría

IMAG2206-1-1

Siento ahora golpes de agua en mi frente
que aceleran mi sangre con ímpetu claro de gracia.
Ángel Gaztelu

La lírica de Leonardo Sarría (La Habana, 1977) se caracteriza por la sobriedad, el culturalismo y la búsqueda existencial. Aquí propongo tres poemas de su primer cuaderno Las horas convocadas (Extramuros, La Habana, 2003), publicado cuando cursaba el tercer año de la carrera de Letras en la Universidad de La Habana. Precisamente el libro está marcado por muchas lecturas relacionadas con sus estudios universitarios (la literatura grecolatina, El cantar de Roldán, Madame Bovary…), aunque los textos más logrados son casi siempre los que se relacionan con la tradición bíblica: “Defensa de Jonás”; “Jn 8, 1-13”; “¡Samuel, Samuel!” y algunos que dialogan con la cultura clásica, como “Junto a las cóncavas naves” y “Los destinos”.

La poesía en lengua inglesa (Dickinson, Blake, FitzGerald), Borges y Eliseo Diego son otras de las influencias y las lecturas más evidentes en la savia discursiva de Sarría. El autor, ensayista, editor y profesor universitario es uno de los poetas más singulares de la lírica cubana actual, interesado mucho más en el lenguaje y las imágenes sencillas, que en los a veces huecos modismos literarios y en los equilibrismos experimentales.

Leonardo Sarría realizó su tesis doctoral sobre la poesía de tema religioso en Cuba, de esa investigación surgió una antología titulada Golpes de agua (Letras Cubanas, La Habana, 2008, 2 t.) que (diálogo con Gaztelu mediante) tiene su antecedente en las inquietudes intelectuales que descubrimos en este poemario,  en títulos cercanos y semejantes como “Movimiento sobre las aguas”. Insularidad, lirismo, sentimiento religioso, meditación, intertextualidad, relectura de la tradición; de todo ello hay en estos versos.

Noticias del lejano

…padre, Eolo fue propicio. Bastaron ocho días para que la espuma desistiese de lamer la cubierta. Temíamos a las almas que -según los rumores- en ese estrecho se alimentan de las nuestras, pero allí no hay sino azules y temblorosas preguntas.

Por fin he visto los mercados y los templos. La seda es, en verdad, muy superior.

Tal vez gane mañana mis primeras monedas: he conocido a unos señores interesados en las noticias que traigo.

Defensa de Jonás

No partiré hacia Nínive.

Yo, el huidizo,

prefiero la penumbra,

el vacío del pez que me silencia.

Nínive es el regreso incesante.

Detrás de cada contricción

habrá un relato nuevo de impiedad

y un nazareno orando

junto a los olivos.

Yo, el huidizo,

prefiero la penumbra,

el vacío del pez que me silencia.

Las estancias

Aquí la puerta

por la que el hombre entra y sale de sus años;

el espejo, la pared:

adiestrados para interrogarle la memoria.

Aquí los butacones

donde soñar es un destierro grato.

La mesa, el candelabro,

el librero, la taza, los mosaicos.

Esta es la estancia,

las estancias que el hombre alquila, compra, arregla

como intentando quedarse para siempre.

 

Leonardo Sarría

Imagen

Anuncios

Un comentario el ““ELEGIDO POR LAS AGUAS”: poemas de Leonardo Sarría

  1. Zenaida García
    junio 5, 2014

    Los poemas son muy buenos, muchas gracias, no los conocía.
    Tu artículo me pareció muy oportuno.
    Gracias.
    Zenaida García

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 5, 2013 por en Autores, Crítica.
A %d blogueros les gusta esto: