El Jardín de Academos

Cuaderno de Crítica y Poesía

VIII Orestes

 

Orestes es un niño limpio y lánguido

Clitemnestra lo besa en las pupilas

le acaricia los brazos.

Cada mañana lo coge de la mano

le enseña los buques

mientras besa sus labios.

Orestes es una niña de Micenas.

No hay todavía caballos, ni armas

ni órdenes, ni piras.

Solo unos ojos serenos y una sonrisa.

Orestes es el aire más fresco.

Sus dedos todavía revisan los vientres de las mujeres.

 

Magali Alabau

 

Tomado de: Electra, Clitemnestra (Ediciones del Maitén, Concepción, 1986, p. 22).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el marzo 11, 2013 por en Autores.
A %d blogueros les gusta esto: