El Jardín de Academos

Cuaderno de Crítica y Poesía

Cuadernos de Aleph. Poesía y poética en Félix Hangelini

viajes-alemania-y-brasil-2005-0651 (1)

He imaginado que ahora voy existiendo
y que esta rara isla me despierta.

“La imaginación de la bestia”. Félix Hangelini

(E)l bosque (…) se configura más que por sus
senderos que se pierden, por los claros que en su
espesura se abren, aljibes de claridad y de silencio,
templos. Cuando el hombre vuelva a estos claros, en
lugar de seguir el “imperativo” de recorrer
senderos, la historia, el pensamiento comenzarán a
desenmarañarse. Los claros que se abren en el
bosque, gotas de desierto, son como silencios de la
revelación.

La tumba de Antígona. María Zambrano

[…]

[Félix] Hangelini condujo su obra y su discurso hacia una indefinición múltiple: sexual, geográfica, genérica, literaria; en sus primeros poemas los elementos insulares, las referencias locales, onomásticas, toponímicas relacionadas con Cuba son un poco más comunes, aunque no son muy frecuentes; sin embargo, su poesía se encaminó hacia símbolos más generales: no la isla, sino las islas; no el monte cubano, sino el bosque universal; no Félix Ernesto Chávez, sino Félix Hangelini; no la persona, sino el personaje que lo incluye y lo fabula. Indefinición del sujeto lírico y también del tú al que se dirige, lo cual nos recuerda a Whitman y a Pessoa. Construye una bestia escrita apellidada Hangelini que es a la vez antifaz y verdad, dispersión y núcleo, teatralidad y vida.

[…]

La obra lírica de Hangelini es la crónica de una extraña y desajustada existencia en medio de un mundo donde los valores del poeta no son los que priman. Hileras de árboles infinitos conduciendo hacia la nada, “risa innumerable de las olas” esquilea que se vuelve, en el trayecto, carcajada piñeriana. Soledad, búsqueda, evocación, hallazgo (o, más bien, sombra, memoria del hallazgo, negación del encuentro, diálogo mudo con lo absurdo e imposible) y luego, vuelta a la soledad y a la muerte por luz, lo cual lo ubica otra vez entre [Emily] Dickinson y [Virgilio] Piñera, pues ambos afirman que un sapo y un pueblo “puede(n) morir de luz”.

Crónica de una vida que es, en la inmensidad universal, apenas un instante. Viaje a La Habana que es Barcelona que es Mallorca. Vida y poesía marcadas por el mar. Ola del lenguaje que asocia y engulle todo el tiempo, todos los tiempos, ensartando ínsulas como un collar, ciudades que enfrentan la inmensidad del océano a pecho descubierto. El instante de luz que nos ciega, la palabra que es también hoy su rostro más pleno, hacen que pasado y futuro converjan a través de ese bosque verbal que es justificación y testimonio de su existencia, cierva sintáctica que leyó en [Wislawa] Szymborska. Su propia vida fue coincidencia entre el segundo luminoso y la Historia, entre la belleza momentánea y la recuperación de lo sustancial. Su existencia ha quedado en nosotros, en los que le conocimos, como un relámpago, como deslumbramiento, que nos abrió en ráfagas y tragaluces, hacia los momentos trascendentes de la Historia. Félix es, sigue siendo, “apretado fragmento” que “dicta la eternidad sobre los muros”.

Yoandy Cabrera
Madrid, 10/11/2012- 18/03/2013

Para leer el artículo completo, ir a CUADERNOS de ALEPH.

Imagen1

Anuncios

2 comentarios el “Cuadernos de Aleph. Poesía y poética en Félix Hangelini

  1. Carme
    junio 18, 2013

    Hola Yoandy,
    Soy Carme de Barcelona, a veces comentaba algunas entrada de Félix en su Bosque escrito.
    Me he leído varias veces tu trabajo sobre la poesía y la poética de Félix, personalmente me va a resultar de gran ayuda para conseguir una lectura más gratificante de su libro de poemas, La Devastación: La imaginación de la bestia, así como del libro La construcción de las olas.
    Me parece un trabajo excelente y ya puestos tendrías que seguir con él y ser tú quien te decidieras en su momento a ser quien se encargase de la obra de Félix Hangelini.
    Lidia me informó de que seguramente este año se van a publicar algunos libros de Félix y estoy convencida que es lo que tiene que hacerse, por mucho pudor que pudiese sentir Félix en ese sentido. ¡Quien se lo iba a decir! Le va pasar algo parecido que a Emily, y será su amigo quien se encargue de que así sea.
    Aún recuerdo cuando le comenté en su Bosque, que había encontrado el último ejemplar que tenían en una librería de La Devastación, justamente en el barrio de Gracia, cerca de donde él vivía y justamente cerca de donde vivo yo. No supimos de esa coincidencia hasta más tarde, cuando Félix ya estaba en Madrid. En fin, a raíz de ese comentario fue cuando habló de su obra editada y del pudor que eso le provocaba, pero yo estoy convencida que eso era solamente la exigencia que tenía con todo lo que llevaba entre manos, él se sentía escritor y todo escritor escribe para ser leído. Y al menos sí que confesaba que le gustaría ser leído por sus amigos.
    Un fuerte abrazo,
    Carme

    • Yoandy Cabrera
      junio 20, 2013

      Querida Carme, claro que seguiré con el trabajo de la edición y estudio de la obra de Félix, quien, a pesar del incidente que nos lo arrebató, sigue siendo mi amigo. Estudiar su obra, editarla, analizarla, compartirla, divulgarla es el modo que tengo ahora mismo de dialogar con él. Y ese diálogo para mí es vital. Ahora mismo estoy en medio de la edición de su tesis y de sus poesía, es un trabajo que lleva tiempo, pero es gratificante. Siempre estar con Félix es gratificante.

      El tiempo del pudor, de la sombra ha llegado a su fin. Su obra merece luz, elemento que es también muy dickinsoniano y hangeliniano, y se la daremos como merece.

      Un abrazo y gracias,

      Yoandy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 6, 2013 por en Autores, Crítica.
A %d blogueros les gusta esto: