El Jardín de Academos

Cuaderno de Crítica y Poesía

ILLE MI PAR ESSE DEO VIDETUR

En el cumpleaños de Norge Espinosa, quiero compartir uno de sus poemas más trasgresores, que juega con la tradición clásica, pero que, más que partir de la Lesbia que Catulo describe en su versión de Safo (“Ille mi par esse deo videtur”), se refiere a la Lesbia díscola y promiscua cantada en muchos de los otros poemas del latino. Sin embargo, a la imagen de esa Lesbia catuliana que divaga por puertos, calles y pasillos, que se la chupa a todos los hijos de Rómulo y Remo (Catulo, 58), Norge incorpora la belleza que Catulo reserva solo para Lesbia cuando es obediente y amorosa. Parece que Norge nos dice: también hay en el desorden belleza, en la puta hermosura, en la autodestrucción un encanto que hace más terrible aún los finales. El poeta encuentra la divinidad en un ser solitario, cuya vida es “especialmente sórdida”.

Este es, si no el más, uno de los tratamientos más trasgresores e ingeniosos del sujeto homoerótico en la literatura cubana. Pueden comprobarlo en la lectura:

ILLE MI PAR ESSE DEO VIDETUR

 

Es la suya una vida tan especialmente sórdida

que sus mejores amigos han decidido abandonarle.

A la salida del oficio, al pasar, lo han descubierto

en brazo de los hombres que van al bar más terrible

bailando para ellos, como una actriz cantando

hasta que cae la noche, y luego ya la madrugada.

Tiene apenas veinticuatro, pero aún parecen veinte

esos años que el océano ayuda a perpetuar.

En sus cabellos rubios, en su torso tan perfecto,

la luz demora más antes de desvanecerse

y no faltan en esos ojos el fulgor que ya han perdido

las muchachas más esbeltas que se exhiben junto al mar.

 

Si alguien le pregunta qué piensa de la Vida,

responderá, riendo, que nada de eso le importa;

no ha ambicionado nunca un lugar limpio y estable,

no le preocupa nada semejante al Amor.

Sabe que morirá, y que su fin será terrible.

Convencido ya de esto, de qué valdría lamentar

las horas en el puerto, los golpes; arrepentirse

de su existencia agraz, en la que aún puede reír.

Ciertamente nadie

podrá convencerlo

para que vuelva al lado de su madre,

para que regrese a la mesa familiar.

 

NORGE ESPINOSA

 

Tomado de: Las estrategias del páramo. Ed. Unión, La Habana, 2000, p. 55.

 

norge

Anuncios

Un comentario el “ILLE MI PAR ESSE DEO VIDETUR

  1. BEATRIZ TORRENTE
    mayo 30, 2013

    RECUERDO TANTAS COSAS, QUE SOLO PUEDO DECIR: BRAVO!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 22, 2013 por en Autores, Crítica, Tradición clásica, Traducción.
A %d blogueros les gusta esto: