El Jardín de Academos

Cuaderno de Crítica y Poesía

Omar Little

wire omar 1

 

 

(ékfrasis)

 

Como un dios sobre la cama,

extiende la sombra de su larga mano

sonámbula, instintiva

hacia las armas de la noche

y aprieta el fusil húmedo

como un pálido islote

mientras observa

el cuerpo del amado que descansa

de espaldas, en cueros, profundo.

 

Negro Aquiles de los narcos,

Hércules que palpa con dulce asombro

a su Hilas dormido,

con todo el esplendor de la quietud.

 

Omar se acerca desnudo a la ventana:

portones desvaídos,

frontispicios ruinosos,

y un silencio áspero,

como mordida del aire indigente.

Va al baño a por su bata lila.

Baja a la calle, cruza con el fusil al hombro.

 

Niños y adolescentes gritan Omar

y salen corriendo, se apartan, huyen.

Todo, hasta el ladrido del viento se detiene a su paso.

Como un semidiós en Maryland

el negro pide sus cereales con miel

y su paquete de drogas

mientras desliza con suavidad

el arma por el terciopelo lila.

 

Torna a casa en marcha lenta,

todo se vuelve a desolar en la calle

hasta que llega a la esquina ruinosa,

entra por la puerta de cinc

y asciende.

 

Otra vez en su tienda de campaña,

coloca el fusil sobre la mesa de noche,

como un soldado griego recuesta su jabalina o su escudo,

deja caer la tela entre zapatos y colillas

y acaricia de nuevo la espalda crepuscular

que respira con más fuerza

y eleva ahora desde la cama un brazo

como una proa de un trirreme, pleno de vida.

 

YOANDY CABRERA

ABRIL 15 DE 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el abril 15, 2014 por en Uncategorized.
A %d blogueros les gusta esto: