El Jardín de Academos

Cuaderno de Crítica y Poesía

De ‘Atravesando la neblina’ de Juan Cabanas*

Imagen3

La última noche del miedo

 

En un email que le escribí a mi amigo Martín radicado en Miami le dije -No tengas miedo a nada, mi hermano, Dios siempre está contigo-.

Al otro día ya tenía su respuesta:

-Hace tiempo olvidé el miedo, desde que atravesé la frontera mexicana. Sin amigos, sin familia. Era yo solo. Dios encima de mí y el ladrido de la noche comiéndome el alma, contando mis pasos y suspiros. Dios me agarró las piernas temblorosas, el susto en el estómago, la duda en el interior. Controló la respiración, me ayudó a pasar junto a mexicanos atascados de hambre, sin educación de ningún tipo, con escopetas y perros… Desde esa noche a la una de la madrugada dejé de tener miedo. Ahora solamente respeto a Dios. Cuídate mucho y escríbeme cada vez que puedas, tus mensajes me alimentan, ayudan a romper barreras-.

Imagen4

La paz absoluta que Dios entrega

 

Todas las mañanas Carlos Iglesias parte a su trabajo, escucha el silencio de esa hora, pasa por debajo de un almendro en el que cantan cien pájaros, dobla la esquina hasta encontrarse con la torre donde extrajeron minerales en tiempos casi olvidados, y continúa su camino cara a cara con la neblina, va besándola y no lo sabe.

Hace quince años repite el mismo recorrido, siempre a las seis y treinta ante meridiano, desde entonces las arrugas le crecen en las neuronas, y justo, este último veinticuatro de junio comprendió que ese silencio, el almendro, la torre y esa neblina, es la paz absoluta que Dios le entrega cada día para pasar por encima de la vida sin que los vidrios lo lastimen demasiado.

Se dio cuenta, y fue suficiente para entender su existencia en el destino de cada momento.

Paisaje_mano

* Los textos pertenecen al libro de meditaciones cristianas Atravesando la neblina del poeta cubano (radicado en su ciudad natal Minas de Matahambre, Pinar del Río) Juan Cabanas (1968). Es graduado en Español y Literatura por el Institituto Superior Pedagógico de Pinar del Río desde 1991. En 1996 la Fundación Jorge Guillén publicó su poemario Los tragaluces del ánima y es autor además de Las meriendas del jubilado (poemario inédito). Ha escrito también poesía para niños. Actualmente ejerce como periodista de radio.

Las imágenes pertenecen a películas de Angelopoulos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el junio 18, 2014 por en Arte, Autores, Cine.
A %d blogueros les gusta esto: