El Jardín de Academos

Cuaderno de Crítica y Poesía

Lenguaje, juego y ‘pathos’: la décima en René Rubí Cordoví

portada renéLas décimas de René Rubí se caracterizan por mezclar divertimento y dolor como partes de una existencia expansiva, siempre en movimiento, cambiante. En Apegos del pez rayando (octosílabo en parte tomado de Lezama Lima) la sensación de boscosidad es inmediata. La forma definida y aparentemente limitada de la décima no impide la sensación de ensanchamiento que tiene en general la poética de Rubí desde su primer poemario publicado, más bien se opone a la estrechez estructural con un contenido abierto que contrasta con los diques estróficos. No hay divisiones internas ni secciones que agrupen los poemas por tema o usando cualquier otro criterio. El poeta ha preferido mantener una estructura que comulga con el cosmos lúdico del libro.

(…)

No hay referente, por colosal o minúsculo, por culto u ordinario, que no merezca su atención, su descripción épica. Esa taxonomía limitada no forma parte de la poética de Rubí. Su obra se centra más bien en reconocer y hacer visibles ciertas asociaciones que habitan nuestra cotidianidad y que a veces podrían pasar inadvertidas. En Rubí esa ilación lúdica constituye un elemento fundamental cosmovisivo. No hay diferencia para el poeta entre recreo y experimentación. Dentro de esa ilación, el juego con el lenguaje, con las referencias culturalistas y con lo que podríamos llamar pathos, son constituyentes fundamentales.

(…)

Algunas de las décimas que conforman Apegos del pez rayando parecen cápsulas de cubanidad, sin restringirse a ella. Lo nacional, en un sentido amplio, no puede limitarse nunca a lo local. Lo foráneo en la poesía no crea ni constituye “una zona de peso muerto, de tierra de nadie”; no representa simplemente “los valores internacionales de época […], lo que no ha sido soplado por el espíritu creador”, según considera Cintio Vitier en Lo cubano en la poesía. Este enfoque más bien romántico desatiende la mímesis y la intertextualidad como consustanciales al hecho poético. No hay nada que no pueda ser abarcado por la poesía, no hay espacio foráneo para lo poético. El propio Vitier en un artículo posterior publicado en La isla infinita en 2004 sobre el poeta nicaragüense José Coronel Urtecho considera que la traducción de la poesía norteamericana y otras influencias culturales exteriores son fuentes para crear el ideal político-literario que exprese la realidad latinoamericana; o sea, toda relación con la literatura extranjera es un medio para enriquecer y multiplicar las vías artísticas. Estas décimas escritas por René Rubí lo demuestran: parecen por momentos lo cubano en cajitas de ocho sílabas métricas que alcanza,  paradójicamente, un tono costumbrista, familiar no muy común hoy en la poesía cubana de cambio de siglo, más dada a borrar o a pretender borrar el color local del lenguaje, tendiendo generalmente hacia códigos más universales.

Pero esos códigos más universales que parece desatender Vitier también están en las décimas de Rubí. Esa universalidad culturalista está en la propia palabra que, por muy cubanizada que esté, posee un recorrido que no se restringe a la isla. Como afirma Jorge Luis Arcos, “toda palabra es un mendigo […] una muchedumbre legendaria”. Lo cubano, como engendro humano al fin, no es ajeno a lo humano. Comulga con un culturalismo dentro del que José Lezama Lima puede ser tomado como representante más visible. En el capítulo II de Paradiso hay un pasaje memorable en que las referencias egipcias terminan siendo la conexión para, entre vecinos, participar del más puro choteo cubano. A semejante procedimiento asistimos al leer una parte considerable de las décimas de Rubí. El propio Lezama introdujo algunas décimas dentro de su novela que guardan una estrecha relación con la poética de Rubí.

(…)

El acercamiento a lo divino surge en Rubí más bien a través de la expansión y la alegría, donde no hay un centro determinado, sino que la devoción se da de un modo espontáneo y la contemplación es parte del juego, del divertimento que no excluye el dolor. La voz del sujeto lírico también es “la humana mano que escribe, que piensa”, y suele ser en ciertos poemas en primera persona donde, sin anular del todo el elemento lúdico, aparece una reflexión más reposada, como en “No”, “Tres como ya ves”, “Mano que escribe” y “La historia y yo”. Léase, además, “Sinfonía” como ejemplo de ese juego verbal, poético que termina conjugando vida e historia:

No me escucha la avenida,

no me siento preparado,

sueño mi acertijo alado

sobre la ballena herida,

que trae la historia y la vida,

que sopla en mi oreja fuego,

con el verbo invoca y luego

pronuncio mi letanía,

paladeos, sinfonía

donde al final todo es juego.

Hay pathos también en estas páginas, “un ciclón que supura ausencia”. Entre el retozo aparece la muerte, el enfrentamiento, la lucha, y se ve al chino “recogiendo el frío escombro / de su rostro en la mañana”. Pero dicha pasión se aleja del sentido cristianizado del término. En Rubí se conjugan y entremezclan simultáneamente las cuatro fases que señala Vitier al analizar lo cubano: el paisaje, el carácter, el alma y el espíritu; pero el suyo no es un espíritu llamado al sacrificio (como lo enfoca Vitier), sino al juego serio que conduce a la creación. No se trata en Rubí de una poesía o un sujeto lírico que busque lo sacrificial como modo de purificación. En estas décimas se asumen la guerra y el padecimiento como parte del peregrinaje lúdico en el que, entre el disparate y el asombro, transcurre la existencia.

Nota: Fragmentos de la introducción al poemario Apegos del pez rayando (Editorial Casa Vacía, 2017) de René Rubí Cordoví.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el abril 24, 2017 por en Autores, Crítica.
A %d blogueros les gusta esto: