El Jardín de Academos

Cuaderno de Crítica y Poesía

S/T

14139c_lg

Tengo un tocadiscos en mi apartamento texano. Escucho a veces a Barbra Streisand, a Plácido cantando melodías cubanas o a Gonzalo Roig y su orquesta en un disco fabuloso titulado In a Cuban Garden. El mío, comprado en Amazon, es también el tocadiscos ochentero de Gladys, la del tercer piso, que alguna vez, mientras baldeaba su casa, lo ponía a todo meter y cantaba a golpe de agua. Es el tocadiscos de mi tío Ignacio, que nunca lo escuché sonar, pero que estaba allí, como testigo fiel, como objeto casi obligado. Es además el tocadiscos que no tuve en la casa de mi infancia, el que jamás mis padres pudieron comprar. Es este todos los tocadiscos que vi terminar cubiertos con un tapetico tejido y alguna porcelana en muchas salas de la isla. Este que ahora mismo repite, en la voz de la Streisand, people who need people are the luckiest people in the world!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 13, 2017 por en Creación.
A %d blogueros les gusta esto: